#DockoftheBay Proyección especial apoyo al Dock of the Bay: El amor Amargo de Chavela, de Rafael Amargo

Amigos,

los cines SADE estamos al corriente de las complicaciones de financiación de la próxima edición del Festival de cine documental musical Dock of the Bay y el lanzamiento de su campaña de crowdfunding. Tanto su línea de películas a competición como la selección de muestra documental han ofrecido algunas de las tendencias más interesantes que se mueven en dos disciplinas que tanto amamos como son el cine y la música. Consideremos que es una iniciativa imprescindible que los donostiarras han disfrutado durante sus siete ediciones. Por lo mucho que nos gusta el festival, por las relaciones que mantenemos con la organización y porque, además, se celebra en los Cines Trueba, queremos apoyarlo. Y, ¿qué mejor manera que hacerlo con el cine documental musical? El jueves 10 de octubre a las 22:00 en los cines Trueba proyectaremos en preestreno el documental EL AMOR AMARGO DE CHAVELA y contaremos con la presencia de su director, Rafael Amargo. Contamos también con la generosidad de Agencia Freak,  Naniano, Cajón de ideas producciones y World Line Cinema que nos ayudan a que toda la recaudación se destine íntegramente a la financiación de la edición de 2014 del Dock of the Bay.  Las entradas tienen un precio de 7€ y ya están a la venta en nuestra página web

¡Larga vida al Docky!

chavela_amargo_bajaRafael Amargo, un artista que a sus 35 años siente el abandono de las musas, como le sucede a la gran mayoría de artistas en algún momento, necesita buscar la inspiración que le devuelva la magia, y el duende del arte. Para ello iniciará un viaje que le llevará hasta las fuentes de donde mama dicha inspiración: cruzando mares, montañas y caminos, hasta llegar al refugio de la verdadera protagonista con el objetivo de entregarle en mano una carta de Lorca a la musa: Chavela Vargas 

Crónicas desde #61SSIFF La herida, For Those Who Can Tell No Tales, Jeune et Jolie, Prisoners

heridaCon la melancólica sensación de que ya se termina comentamos los últimos visionados del Zinemaldi después de siete largos y emocionantes días.

Qué dolorosa y acertada nos ha parecido la película de Fernando Franco, La herida. Una maravillosa Marian Álvarez se desgarra en una historia sobre la tristeza, la falta de afecto y el desasosiego. Franco aborda con destreza los tormentos de su protagonista y aunque peca de cierto hermetismo en la parte visual, resulta tan incisivo y conmovedor que poco importan los peros. Quizá sea, precisamente, su imperfección y su riesgo lo que hacen que sea una de las películas más interesantes que competirán por la Concha de Oro. Y es precisamente lo que esperamos de una Sección Oficial, películas que arriesguen que nos dejen poso, que queramos pensarlas, discutirlas y recordarlas. Así es La herida.

También tomó su riesgo pero no le salió tan bien a la bosnia For Those Who Can Tell No Tales. Jasmila Zbanic cuenta la historia Kym Vercoe, la turista australiana que quiso investigar acerca de crímenes de guerra que había detrás de las encantadoras recomendaciones de una guía de viajes. Zbanic apunta a un debate interesante y una historia que no hay duda que debe ser recordada, sin embargo no llegamos a empatizar con su protagonista y un cúmulo de situaciones forzadas y sensibleras acaban por arruinar el proyecto. Una pena.

jeune-et-jolie-trailer-04182013-145507Desafiante y dolorosa es Jeune et Jolie, la nueva película de François Ozon (En la casa) que se ha presentado en la sección de Perlas. Qué talento tiene este director francés para herir de una forma tan bella, tan luminosa sin que el espectador apenas se dé cuenta del momento exacto. La estética y turbadora historia una prostituta de lujo adolescente está interpretado por una bellísima Marine Vacth. François Hardy pone la banda sonora a las cuatro estaciones que dividen la desafiante Jeune et Jolie. Probablemente una de las perlas que más nos han gustado.

Prisoners film stillY finalizamos con Prisoners, la segunda película presentada en el Zinemaldi de Denis Villeneuve, que sirve de pretexto para otorgar el Premio Donostia al actor australiano Hugh Jackman. Jake Gyllenhaal hace doblete y se suma Maria Bello, Terrence Howard, Viola Davis, Melissa Leo y Paul Dano en un thriller incontestable. Calculado  y preciso, Prisoners logra mantener la tensión durante sus más de dos horas con una historia que cuenta todos los elementos del suspense tradicional y que acaba por tener una identidad propia. Gran sesión especial.

Esta noche el jurado presidido por el director Todd Haynes, Mariela Besuievsky, Cesc Gay, David Byrne y los actores Diego Luna, Paulina García y Valeria Bruni decidirán el palmarés de una sección oficial que aun siendo menor ha tenido propuestas muy interesantes.

Crónicas desde #61SSIFF: Club Sándwich, Heli, Dallas Buyers Club y Devil’s Knot

clubComienza a notarse el cansancio del festival pero cuando vemos buenas películas es cuando lo olvidamos y no podemos ser más felices. Y ayer fue una gran jornada. Comenzamos con el tierno despertar sexual de dos adolescentes y el afán de protección de una madre, los temas que ocupan en la mexicana Club Sándwich. Su director, Fernando Eimbcke, se dio a conocer con Lake Tahoe, película con la que se llevó el Premio FIPRESCI en el Festival de Berlín y con esa misma línea de cine minimalista y pausado -se toma su tiempo para presentar a los personajes- competirá estos días por la Concha de Oro con una película bien acogida, probablemente, porque nos ha ganado con su particular humor, un guion parco pero incisivo y un final encantador.

heliDentro de la sección Horizontes Latinos, donde siempre encontramos joyitas, hemos disfrutado de la también mexicana Heli. Es posible que sea otra historia de la violencia del narcotráfico en México pero está narrada de manera demoledora. El inevitable espiral de violencia en el que cualquier inocente puede verse envuelto es la interesante propuesta de Amat Escalante, galardonado como mejor director en el pasado Festival de Cannes.

AMF_7277 (341 of 376).NEFUna de las sorpresas del día la ha dado Dallas Buyers Club. Un buen ritmo, un tímido e interesante debate antisistema de fondo y enormes interpretaciones de Matthew McConaughey y Jared Leto que apuntan que estarán en la carrera de los Oscar. Jean-Marc Vallée cuenta la historia de un enfermo de SIDA al que le dieron apenas un mes de vida.

La decepción ha venido de la mano de Atom Egoyan con Devil’s Knot con Reese Witherspoon y Colin Firth, una de las películas más esperadas de la Sección Oficial. El director de El dulce porvenir no salido muy bien parado del pase del Principal. La razón no ha sido porque la película fuera terrible -que no lo era en absoluto- sino porque se esperaba más que el trabajo de corte televisivo que es Devil’s Knot. El drama judicial, basado en la narra la historia real del caso en el que fueron acusados tres adolescentes del asesinato de tres niños en Arkansas en los 90, parece que va a explorar a una comunidad en estado de shock pero no va más allá del simple entretenimiento.

Crónicas desde #61SSIFF: Gravity, Vivir es fácil con los ojos cerrados, Child’s Pose, Quai D’orsay, About Time

gravityYa os advertimos desde el Festival de Venecia que Gravity era una de las experiencias cinematográficas más alucinantes que habíamos vivido en mucho tiempo. Estos días se ha presentado en el Zinemaldi la gran aventura espacial de Alfonso Cuarón que ha recibido una previsible ovación. Tal y como ya nos adelantaron en aquellos desasosegantes tráileres veraniegos, Cuaron logra rodar una historia trepidante de supervivencia con un ritmo frenético y un espectacular despliegue visual en 3D que, en esta ocasión, adquiere todo su sentido. Entretenimiento de lujo con un guion menor -firmado por Cuarón en colaboración con su hijo Jonás- y unos actores, Bullock y Clooney, que cumplen sin salirse de sus roles habituales.

Mucho más sencilla ha sido la propuesta de David Trueba, una road movie nostálgica y entrañable sobre la educación, los años vividos, los pasados y los que quedan por venir. Vivir es fácil con los ojos cerrados encuentra en el personaje Javier Cámara su mayor virtud. Se deja querer. Se deja querer muchísimo por su naturalidad, sencillez, certeza y el amor que contagia por el legado de Lennon y Machado.

Childs-Pose-MovieUna de las perlas más apreciada ha sido la rumana Child’s Pose, ganadora del Oso de Oro en la Berlinale. Un accidente de tráfico mortal es la premisa de Calin Peter Netzer para narrar este drama sobre los lazos familiares, la culpa y la responsabilidad. A través de todo un despliegue de consultas, pruebas periciales, encuentros con testigos, discusiones se observa una radiografía de esta familia y por ende, Rumanía. Recuerda en algún momento a la maravillosa Nader y Simin y a su manera de mostrar las costumbres y el funcionamiento del sistema. Una película interesante y sólida que brilla, especialmente, por la poderosa interpretación de  Luminita Gheorghiu.

quaiParece que la Sección Oficial ha dado una de alegría con una de las apuestas más relevantes de esta edición, la francesa Quai D’orsay, de Bertrand Tavernier. El director de Hoy empieza todo adapta las crónicas diplomáticas del cómic homónimo con una enérgica verborrea, llena de momentos geniales (los gags de Stabilo o las citas de Heráclito). Rodada, en ocasiones, a trompicones y algo repetitiva la sátira política Quai D’orsay ha convencido al público del Victoria Eugenia, también por las excelentes interpretaciones de sus actores, especialmente la de Thierry Lhermitte.

Richard Curtis ha presentado About Time, una comedia romántica de viajes en el tiempo protagonizada Domhnall Gleeson y siempre encantadora Rachel McAdams. El director de Love Actually nos habla esta vez de cometer errores, de segundas oportunidad y de la familia en una película cursilona, pero entretenida que roza el estilo publicitario pero que acaba por atraparnos para salir diciendo: es bonita.

Crónicas desde #61SSIFF: Like father, like son, Mon âme par toi guérie, Gloria, Caníbal

Like-Father-Like-Son-de-Kore-Eda-Hirokazu_portrait_w858-1-1Por fin llegó una de las películas más esperadas, de uno de los directores que más nos gustan y un viejo conocido del Zinemaldi. El director de Kiseki o Still Walking ha presentado Like Father, Like Son, Premio Internacional del Jurado del Festival de Cannes. La película de Kore-eda, una de las sensibilidades más relevantes del cine japonés por su manera radiografiar a la familia, aborda esta vez el concepto de la paternidad y contrapone las clase sociales y cuestiona los vínculos afectivos y sanguíneos. El director japonés nos emociona por la ternura e inteligencia que desprenden sus películas y también por llegar a retratar con tanta precisión cosas tan aparentemente sencillas pero complejísimas como el valor del tiempo en la infancia. Bravo.

Competirá por la Concha de Oro un director que ya la ganó en 1999 con ¿Qué es la vida? Mon âme par toi guérie es la nueva película de François Dupeyron, una historia de personajes miserables, deslavazada y desacertada; con algún momento en el que empatizamos con su soledad pero nos deja un regusto amargo. No parece que vaya a tener muchas posibilidades la película del director de El señor Ibrahim y las flores del Corán.  

Gloria-de-Sebastián-Lelio1Una reacción totalmente opuesta tuvo la chilena Gloria al ganarse una enérgica ovación. Sebastián Lelio realiza un retrato interesante y honesto de una mujer madura y su manera de afrontar las relaciones y un esclarecedor papel del sexo.  Una puesta en escena sencilla con la que Lelio observa a su Gloria deambular con dignidad en la soledad de la madurez. Pocos estarán en desacuerdo cuando decimos que la extraordinaria interpretación de Paulina García, ya premiada en la Berlinale, es probablemente una de las mejores que vamos a ver estos días. Ganó el Premio de Cine en Construcción en el pasado Zinemaldi.

canibalFinalizamos el día con la Caníbal, de Manuel Martín Cuenca, que venía recién ovacionada en Toronto y preseleccionada para los Oscar. Antonio de la Torre -sí, el mejor actor del cine español-  interpreta con elegancia y sobriedad al sastre antropófago. Con un tono contemplativo Caníbal lograr atrapar con un aire extrañamente romántica. Lástima que no acompañe una actriz de la talla del protagonista y que Martín Cuenca no ensucie un poco más esta oscura historia que acaba resultando algo fría.

Crónicas desde el #61SSIFF: The Wind Rises, Enemy, La mirada del amor, La vida de Adèle

photo (4)Con un presupuesto más reducido y un menor despliegue de Premios Donostia que la edición anterior, el Zinemaldi de Rebordinos arranca esta con la misma ilusión. E inauguró con una apuesta no muy habitual. Sin ser una película esperada se recibió con simpatía la película de animación Futbolín, de Juan José Campanella, un director que ha sabido contentar tanto al público como a la crítica con producciones tan solventes El hijo de la novia o la reciente El secreto de sus ojos.

Ag2cML4iVupIxYaPdzkpCPLsm4wPero lo realmente esperado estaba por llegar. Llena de color, dulzura, solemnidad y con el corte del cine melodramático más clásico, así nos pareció The Wind Rises. Hayao Miyazaki (El viaje de Chihiro, Mi vecino Totoro), el director nipón más importante de cine de animación, se despide con este drama épico rebosante  de belleza que oscila entre la biografía y el romance concluyendo con unos de los finales más bellos que hemos visto en los últimos años. Miyazaki se aleja de su particular universo fantástico -algo que sorprenderá a algunos de sus adeptos- para retratar la historia el ingeniero aeronáutico que diseñó los aviones de combate que bombardearon Pearl Harbor. Se ha presentado en esa sección que nos resulta tan agradecida, Perlas -selección de filmes premiados en otros festivales- y ha tenido una excelente acogida esta mañana en el Victoria Eugenia.

La que sí que competirá por la Concha de Oro es Enemy. Con división de opiniones ha sido recibida la nueva película de Denis Villeneuve, que opta al gran premio con la adaptación de la novela El hombre duplicado, de José Saramago. Jake Gyllenhaal juega un doble papel en este entretenido thriller psicológico junto a Mélanie Laurent y Sarah Gordon. El director Incendies logra una atmósfera inquietante con este historia extraña de dobles identidades, elementos oníricos y personajes atrapados en sus propias existencias.

Mucho más luminosa pero también con una premisa similar sobre dobles pero en versión romántica es La mirada del amor. Anette Benning y Ed Harris están fantásticos en esta historia sobre los amores no superados, que parece no encontrar un lugar entre la fantasía y el melodrama. La segunda película del norteamericano Arie Posin, con claras reminiscencias de Vertigo, de entre los muertos, tiene un buen material sobre asumir el dolor de la pérdida de un amor y cometer los mismos errores que no acaba de cuajar.

photo (3)Un entusiasmo generalizado inundó el Kursaal tras el pase especial único de esta bella historia de amor y de iniciación entre dos mujeres. Fue ya de noche cuando llegó uno de las acontecimientos más esperados de la jornada inaugural. Solo los más valientes que no sucumbimos al sueño y mantuvimos los ojos bien abiertos disfrutamos durante las tres horas de la maravillosa La vida de Adele,  de Abdel Kechiche, Palma de Oro en Cannes y  Premio FIPRESCI. Unas actrices,  Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos, en estado de gracia; unos personajes tan naturales y bien escritos junto algunas de las escenas eróticas más hermosas que hemos visto en el cine conforman una de las películas más importantes del año.

#Venezia70 Tom Hardy monopoliza la pantalla, Amos Gitai apuesta por el diálogo y Ti West no reinventa el found footage

la foto (6)Salir del apartamento en dirección a Rialto, callejear siguiendo las flechas, cruzar el puente, tomar la dirección a San Marco y llegar a la parada del vaporetto que nos llevará al Lido. Esta ha sido nuestra ruta cada mañana durante los días que hemos podido disfrutar de la 70 edición de la Mostra de Venecia que ya, tristemente, se nos termina.

Comenzamos nuestra última jornada con el británico Steve Knight que opta al León de Oro por Locke, un thriller dramático protagonizado por Tom Hardy, en el que recae todo el peso al ser el único protagonista en pantalla.  Ruth Wilson y Olivia Colman completan el triángulo protagonista y acompañan a Hardy a través del teléfono en este viaje a tiempo real sobre la asunción de las decisiones que ha logrado entusiastas aplausos en la sala Dársena. Knight había participado los guiones de Promesas del Este, de David Cronenberg o Negocios ocultos, de Stephen Frears y ahora se pasa a la dirección y hace doblete con Locke y  Hummingbird, protagonizada por Jason Statham y aún pendiente de estreno. 

ana arabiaEl conflicto árabe-israelí ha estado representado en la Mostra por el cine de Amos Gitai con Ana Arabia. La visita de una periodista -interpretada por la bellísima Yuval Scharf- a una remota comunidad es la premisa del director israelí para realizar un interesante recorrido por los recuerdos de sus personajes y amparar el diálogo y el entendimiento entre hebreos y palestinos. Sin un solo corte, la película es un plano secuencia de 85 minutos que goza de una impecable planificación pero que, probablemente, a nadie le hubiera importado que la película tuviera una formato convencional.  

Un último vistazo por la sección Orizzonti de la mano de Ti West. El director norteamericano demostró con gracia su savoir-faire en esa excelente adaptación de fiinales de los 70 que realizó en La casa del diablo. Con un visible talento para adaptarse diferentes atmósferas esta vez ha escogido el found footage o metraje encontrado para conocer que les ocurrió a los personajes que se adentraron en la secta de The Sacrament desde sus propias grabaciones. Aun siendo entretenida, estar bien ambientada y con un correcto elenco de actores, la película no aporta ningún nuevo elemento a una fórmula que pide a gritos una reinterpretación.

Esto ha sido todo lo que hemos podido ver y el cansancio nos ha permitido escribir. Volvemos agotados pero llenos de energía cinematográfica. Hemos visto películas buenas, mejores o peores pero todas interesantes que esperamos que puedan llegar los próximos meses a nuestras salas. ¡Gracias por leernos! 

#Venezia70 Impecable despedida de Miyazaki, drama griego y el inesperado giro de Dolan

Ag2cML4iVupIxYaPdzkpCPLsm4wNo se habla de otra cosa por los pasillos. El día después de la proyección de la nueva película de Hayao Miyazaki, el presidente de los Estudios Ghibli anuncia su retirada del cine. El director japonés cierra una exitosa carrera alejándose de su particular universo fantástico con The Wind Rises, el biopic sobre el ingeniero aeronáutico que diseñó los aviones aviones de combate que bombardearon Pearl Harbor. Miyazaki firma este drama épico rebosante de belleza que oscila entre la biografía y el romance concluyendo con unos de los finales más bellos que hemos visto en los últimos años.  Llena de color, dulzura, solemnidad y con el corte del cine melodramático más clásico, The Wind Rises puede erigirse como una de las favoritas para ganar el León de Oro. Un final impecable para el maestro de la animación.

Con la boca abierta nos ha dejado al público de la sala Dársena el potentísimo comienzo de la griega Miss Violence. Alexandros Avranas mide con precisión cada movimiento de sus personajes en un película que refleja los síntomas de  la miserable situación socioeconómica su país. Miss Violence arriesga y logra cautivarnos con grandes momentos que dejan sin aliento. Sin embargo, resulta tan calculada, tan milimetrada que acaba por ahogarse en su propia coreografía. Interesante, en cualquier caso.

Tom-a-la-Ferme-de-Xavier-Dolan-Photo-c-Clara-Palardy (1)Hoy terminamos la jornada con una de las películas que más esperábamos, el último de trabajo del jovencísimo director canadiense Xavier Dolan. No ha cumplido los 25 y sus películas ya han sido reconocidas en los festivales más importantes.  La pirotecnia emocional de una película tan espectacular como Laurence Anyways nos conmocionó hace unos meses en el Trueba. En esta ocasión cambia de registro con Tom à la ferme y firma con una historia más sencilla, de suspense, tensión (homo)sexual, impecable forma y una exquisita selección musical en un escenario rural. Y aunque no celebramos esta película como lo hicimos con la anterior, no deja de impactarnos su buen gusto musical, su palpable talento y el poco miedo que parece tener a equivocarse. Dolan es, cuando menos, una de las figuras  más inquietantes del panorama cinematográfico independiente.